viernes, 23 de septiembre de 2016

Posturas para salud de los huesos




12 minutos de yoga para la salud de los huesos



Los amantes del yoga vinculan la práctica a una larga lista de beneficios para la salud, incluyendo una mayor flexibilidad y amplitud de movimiento, los músculos más fuertes, mejor postura y el equilibrio, la reducción del estrés emocional y físico, y una mayor conciencia de sí mismo y la autoestima.



Pero definitivamente probar estos beneficios es un reto, que requiere años de investigación costosa. Una compañía farmacéutica es poco probable que financiar un estudio que no implique un medicamento, y en cualquier caso, la investigación requiere un gran grupo de voluntarios de orugas durante un tiempo muy largo.

Los sujetos deben proporcionar medidas de salud desde el principio, aprender las posturas adecuadas, seguir haciendo regularmente durante años y ser evaluados periódicamente.

Nadie sabe mejor que estos desafíos el Dr. Loren M. Fishman, un fisiatra de la Universidad de Columbia, que se especializa en medicina de rehabilitación.Durante años, ha estado recopilando datos sobre el yoga y la salud de los huesos, con la esperanza de determinar si el yoga puede ser una terapia eficaz para la osteoporosis.

La idea no es ampliamente aceptado en la comunidad médica, pero entonces, los investigadores saben relativamente poco acerca de la medicina complementaria en general. Así en 2005, el Dr. Fishman comenzó un pequeño estudio piloto de movimientos de yoga que algunos resultados alentadores. Once practicantes habían aumentado la densidad ósea en la columna vertebral y las caderas, se informó en 2009, en comparación con siete controles que no practican yoga.

Sabiendo que más de 700.000 fracturas vertebrales y más de 300.000 fracturas de cadera se producen anualmente en los Estados Unidos, el Dr. Fishman espera que los resultados similares de un estudio mucho más amplio podrían convencer a los médicos de que este bajo costo y alternativa menos peligrosa para drogas de la pérdida ósea es vale la pena.

Esos medicamentos pueden producir efectos secundarios adversos como trastornos gastrointestinales y las fracturas del fémur. De hecho, un estudio reciente publicado en intervenciones clínicas en el envejecimiento encontró que entre 126,188 mujeres que presenten la osteoporosis, todos los cuales tenían Medicare Parte D cobertura de medicamentos, sólo el 28 por ciento comenzó la terapia con medicamentos hueso dentro de un año de diagnóstico.

Muchos de los que evita las drogas estaban tratando de evitar problemas gastrointestinales.

Por otro lado, los "efectos secundarios" de yoga Dr. Fishman y sus colegas recientemente ", incluyen una mejor postura, mejora del equilibrio, la coordinación mejorada, una mayor amplitud de movimiento, mayor resistencia, reducción de los niveles de ansiedad y un mejor modo de andar."

la actividad de levantamiento de peso a menudo se recomienda a los pacientes con pérdida de masa ósea, y el Dr. Fishman sostiene que ciertas posiciones de yoga en forma la factura.

"Yoga pone más presión sobre el hueso que la gravedad hace", dijo en una entrevista. "Al oponerse a un grupo de músculos en contra de otro, estimula osteocitos, las células de la médula de decisiones."

La mayoría de los expertos sostienen que es difícil, quizás imposible, para los adultos para ganar masa ósea significativa. Sin inmutarse, el Dr. Fishman invirtió una parte de su propio dinero y con tres colaboradores - Yi-Lu Hsueh de la Universidad Rockefeller, Bernard Rosner del Hospital Brigham y de Mujeres, y el Dr. Gregory Chang, de la Universidad de Nueva York - solicitó voluntarios en todo el mundo a través de Internet para un seguimiento a su pequeño estudio piloto.

De las 741 personas que se unieron a su experimento 2005-2015, 227 (202 de ellos mujeres) seguido adelante con el yoga haciendo el 12 asignado plantea a diario o al menos cada dos días. La edad media de los 227 participantes al ingresar al estudio fue de 68, y el 83 por ciento tenía osteoporosis o su precursor, la osteopenia.

Las 12 posturas, por su nombre en inglés, eran árbol, triángulo, guerrero II, ángulo lateral, triángulo torcido, langosta, puente, supina I-mano-a pie, en posición supina cuerpo a pie II, giro de bota larga, doblada -Rodilla giro y la posición del cuerpo muerto.Cada postura se mantuvo durante 30 segundos. El régimen diario, una vez aprendido, tomó 12 minutos para completar.

Los investigadores recolectaron datos al inicio del estudio en las mediciones de densidad ósea de los participantes, sangre y orina química y radiografías de sus espinas y las caderas. Cada uno de ellos se les dio un DVD de las 12 posiciones de yoga utilizados en el estudio piloto y un programa en línea en la que grabar lo que hicieron y con qué frecuencia.

Una década después del inicio del estudio, se toma de nuevo las mediciones de densidad ósea y enviado por correo electrónico a los investigadores; muchos participantes también tuvieron la repetición de rayos X realizados. Los resultados, como se informó el mes pasado en Temas de Rehabilitación Geriátrica , mostraron una mejor densidad ósea en la columna vertebral y el fémur de los 227 participantes que estaban moderadamente o totalmente compatible con los ejercicios de yoga asignadas.

Se observaron mejoras en la densidad ósea en la cadera, así, pero no fueron estadísticamente significativas.

Antes del estudio, los participantes habían tenido 109 fracturas, reportado por ellos o que se encuentran en las radiografías.

En el momento en que se presentó el estudio para su publicación ", con más de 90.000 horas de yoga que se practican en gran medida por las personas con osteoporosis u osteopenia, no se han producido fracturas reportadas o detectadas por rayos X o lesiones graves de toda índole relacionadas con la práctica del yoga en cualquiera de los 741 participantes, "el Dr. Fishman y sus colegas escribieron.

"Yoga parece que es seguro, incluso para las personas que han sufrido la pérdida ósea significativa," dijo el Dr. Fishman en una entrevista.

Por otra parte, un estudio especial de la calidad ósea realizado en 18 de los participantes mostró que tenían "un mejor soporte interna de sus huesos, que no se mide por una prueba de densidad ósea, pero es importante para resistir fracturas", dijo el Dr. Fishman.

El estudio tiene muchas limitaciones, incluyendo el uso de voluntarios seleccionados por ellos mismos y la falta de un grupo control. Pero en total, el equipo llegó a la conclusión, los resultados pueden prestar apoyo a la creencia largamente sostenida del Dr. Fishman que el yoga puede ayudar a la pérdida de hueso inversa.

Incluso si la densidad ósea no aumentó, las mejoras en la postura y el equilibrio que pueden derivarse de la práctica de yoga puede ser de protección, dijo el Dr. Fishman.

"Las fracturas vertebrales pueden resultar de una mala postura, y no hay medicamentos para eso, pero el yoga es útil", dijo.

Además, "El yoga es bueno para el rango de movimiento, la fuerza, la coordinación y la reducción de la ansiedad", dijo, "todo lo cual contribuye a la capacidad de permanecer en posición vertical y no caer. Si usted no se cae, se reduce enormemente el riesgo de una fractura grave ".

Fuente:
http://well.blogs.nytimes.com/2015/12/21/12-minutes-of-yoga-for-stronger-bones/?_r=0

martes, 20 de septiembre de 2016

BOSTEZO: alivio cerebral y corporal liberador de estrés


El arte de un bostezo
Socialmente los bostezos no están muy bien vistos porque se interpretan como aburrimiento o sueño del bostezador y señal de mala educación. Cuando empiezas a asistir a clases de Yoga pronto llama la atención la cantidad de bostezos que se producen.Se expresan espontáneamente e incluso se provocan durante la práctica para beneficiarnos de su efecto.
Se empieza a bostezar al inicio de la sesión con los primeros movimientos y ejercicios respiratorios de manera que a medida que se van aflojando las tensiones y comienza a fluir la respiración el bostezo se expresa de forma natural como un signo de ese cambio interno. Del mismo modo provocando voluntariamente el bostezo estaremos más relajados y dispuestos a aflojar las tensiones.
¿Qué ocurre durante un bostezo?
Se provoca una única e incontrolada inhalación profunda con la boca abierta con gran separación de mandíbulas, la lengua extendida hacia abajo y la faringe dilatada, lo que incluye un estiramiento de gran número de músculos faciales. Se entornan o cierran los ojos y se inclina la cabeza hacia atrás implicando a los músculos del tronco, siendo también frecuente el estiramiento de brazos. Provoca un estado de relajación instantáneo que una vez se inicia no se puede frenar y al reprimirlos o evitarlos resulta incómodo e insatisfactorio.
¿Por qué se contagian los bostezos?
Se desconoce exactamente el motivo pero parece ser que el bostezo tiene unafunción social, es un medio para comunicar a otros cambio en las condiciones del entorno o del interior del cuerpo. Puede ser un mecanismo por medio del que se coordinan las horas de sueño del grupo.
Sólo hablar, ver, escuchar o imaginar un bostezo genera la necesidad de bostezar. Para ayudarte a provocarlo abre con fuerza la boca separando las mandíbulas y realiza varias inspiraciones por la boca. Verás como en seguida comienzas a bostezar y sientes como se afloja la tensión.

¿Cuántos bostezos has dado mientras leías el post?


Bostezar unas de las mejores cosas que puedes hacer para tu cerebro


Este es un artículo reciente del Dr. Andrew Newburg de la Universidad de Pennsylvania sobre los beneficios del bostezo:

“Adelante. Ríete si quieres (aunque tu cerebro se beneficiará más si sonríes), pero en mi opinión profesional, el bostezo es uno de los secretos mejor guardados de la neurociencia. Incluso mis colegas que están investigando meditación, relajación y la reducción del estrés en otras universidades han pasado por alto esta poderosa herramienta de mejora neural. Sin embargo, el bostezo se ha utilizado durante muchas décadas en la terapia de voz como un medio eficaz para reducir la ansiedad por el rendimiento y la hipertensión en la garganta.

Varios estudios cerebrales recientes han demostrado que el bostezo provoca una única actividad neuronal en las áreas del cerebro que están directamente involucradas en la generación de conciencia social y creación de sentimientos de empatía. Una de esas áreas es la precuneus, una pequeña estructura oculta en los pliegues del lóbulo parietal. De acuerdo con investigadores del Instituto de Neurología de Londres, el precuneus parece jugar un papel importante en la conciencia, la auto-reflexión y la recuperación de la memoria. El precuneus también es estimulada por la respiración yoga, que ayuda a explicar por qué diferentes formas de meditación contribuyen a un mayor sentido de auto-conciencia. También es una de las zonas más afectadas por enfermedades relacionadas con la edad y los problemas de déficit de atención, así que es posible que bostezar deliberadamente en realidad podría fortalecer esta parte importante del cerebro.

Por estas razones, creo que el bostezo debe integrarse en los programas de ejercicio y reducción de estrés, entrenamiento de mejora de la memoria y consciencia, la psicoterapia y la práctica espiritual contemplativa. Y, debido a que el precuneus se ha asociado recientemente con el sistema de neuronas espejo en el cerebro (lo que nos permite resonar con los sentimientos y comportamientos de otros), bostezar incluso nos puede ayudar a aumentar la sensibilización social, la compasión y la comunicación efectiva con los demás .

¿Por qué soy tan insistente? Porque si yo te pidiera que bostezaras 10 veces para experimentar esta técnica fabulosa, probablemente no lo harías. Incluso en los seminarios, después de presentar evidencia abrumadoramente positiva, cuando le pido a la gente que bostece, la mitad de la audiencia dudará. Tengo que convencerlos para que puedan sentir los efectos de una relajación inmediata. Hay un estigma inexplicado en nuestra sociedad que implica que es de mala educación bostezar, y a la mayoría de nosotros se nos enseñó esto cuando éramos jóvenes.

Cuando era un joven estudiante de medicina, una vez me sorprendieron bostezando y fui regañado por mi profesor. Dijo que no era apropiado aparecer cansado delante de los pacientes, a pesar de que en realidad estaba de pie en un pasillo fuera de la habitación del paciente. De hecho, el número de bostezos sí aumenta cuando se está cansado, y puede ser la forma gentil del cerebro para avisar que se necesita un poco de sueño rejuvenecedor. Por otro lado, la exposición a la luz también te hará bostezar, lo que sugiere que es parte del proceso de despertar en las mañanas.

Sin embargo, el bostezo no sólo te relaja sino que rápidamente te lleva a un estado elevado de conciencia cognitiva. Los estudiantes bostezan en clase, no porque el profesor sea aburrido (aunque eso te hará bostezar a medida que tratas de enfocarte en el discurso monótono), sino porque libra al cerebro de la somnolencia, ayudándote a mantenerte enfocado en conceptos e ideas importantes. Regula la conciencia y nuestro sentido del yo, y nos ayuda a ser más introspectivos y auto-conscientes. Por supuesto, si por casualidad te encuentras atrapado en una habitación con un maestro aburrido y monótono, el bostezo te ayudará a mantenerte despierto.

Bostezar te relaja y te llevará a un estado de alerta más rápido que cualquier otra técnica de meditación que conozco, y porque es neurológicamente contagioso, es particularmente fácil de enseñarlo en grupo. Uno de mis antiguos alumnos utiliza el bostezo para poner en orden en menos de 60 segundos a su Consejo de Administración cuando están discutiendo. ¿Por qué? Debido a que ayuda a las personas a sincronizar su comportamiento con los demás.

El bostezar empieza en los bebés a las primeras 20 semanas después de la concepción como un mecanismo de alerta. Luego ayuda a regular los “ritmos circadianos” de los recién nacidos, y esto se suma a la evidencia de que el bostezo está implicado en la regulación de la vigilia y el sueño. Ya que los ritmos circadianos se vuelven asíncronos cuando el ciclo de sueño de una persona normal se altera, el bostezo debe ayudar al trasnochador a reiniciar su reloj interno del cerebro. El bostezo también puede prevenir los efectos del jet lag y aliviar el malestar causado por la altura.

Entonces, ¿cuál es el mecanismo que hace que el bostezo sea una herramienta esencial? Además de activar el precuneus, regula la temperatura y el metabolismo del cerebro. Se necesita una gran cantidad de energía neural para permanecer alerta conscientemente, y el trabajar en empleos modenos el cerebro se vuelven menos eficiente energéticamente. El bostezar probablemente evolucionó como una manera de enfriar el cerebro de los mamíferos demasiado activos, especialmente en las áreas del lóbulo frontal. Algunos incluso han argumentado que es una forma primitiva de empatía. La mayoría de los vertebrados bostezan, pero sólo es contagioso entre los seres humanos, los grandes simios, monos macacos y chimpancés. De hecho, es tan contagioso para los seres humanos que incluso leer sobre el bostezo hará que una persona bostece.

Los perros bostezan antes de atacar, los atletas olímpicos bostezan antes de actuar, y los peces bostezan antes de cambiar de actividades. Existe evidencia sobre que el bostezo ayuda a las personas en misiones del ejército a llevar a cabo sus tareas con mayor precisión y facilidad. De hecho, el bostezo puede ser uno de los mecanismos más importantes para la regulación de los comportamientos de supervivencia-relacionadas en los mamíferos. Así que si quieres mantener una óptima salud cerebral, es esencial que bosteces. Es cierto que un bostezo excesivo puede ser señal de un trastorno neurológico (por ejemplo, migraña, esclerosis múltiple, accidentes cerebrovasculares, o reacción a fármacos). Sin embargo, yo y otros investigadores sospechamos que el bostezo puede ser un intento del cerebro para eliminar los síntomas al reajustar el funcionamiento neural.

Numerosos neuroquímicos están involucrados en la experiencia de bostezar, incluyendo la dopamina, que activa la producción de oxitocina en el hipotálamo y el hipocampo, las áreas esenciales para la recuperación de la memoria, el control voluntario, y la regulación de la temperatura. Estos neurotransmisores regulan el placer, la sensualidad, y las relaciones entre los individuos, así que si deseas mejorar su intimidad y estar juntos, entonces bostecen juntos. Otros neuroquímicos y moléculas que participan en el bostezo incluyen acetilcolina, óxido nítrico, glutamato, GABA, serotonina, ACTH, MSH, hormonas sexuales y péptidos derivados de opio. De hecho, es difícil encontrar otra actividad que influya positivamente en tantas funciones del cerebro.

Mi consejo es simple. Bosteza tantas veces al día como sea posible: cuando te despierta, cuando estés frente a un problema difícil en el trabajo, cuando te prepares para ir a dormir, y cada vez que sienta ira, ansiedad o estrés. Bosteza antes de dar una charla importante, bosteza antes de hacer un test o exámen, y bosteza mientras meditas u oras porque va a intensificar tu experiencia espiritual.

El bostezar conscientemente toma un poco de práctica y disciplina para superar las inhibiciones sociales inconscientes, pero la gente suele salir con tres excusas para no bostezar: “creo que no me gusta”, “no estoy cansado”, y mi favorito “No puedo.” Por supuesto que sí. Todo lo que tienes que hacer para provocar un bostezo profundo, es fingirlo seis o siete veces. Pruébalo ahora mismo, y debes descubrir como en el quinto falso bostezo, que uno de verdad empieza a emerger. Pero no termines ahí, ya que por el bostezo décimo o duodécimo, sentirás el poder de este pequeño truco seductor. Tus ojos pueden empezar a mojarse de lágrimas y tu nariz puede comenzar a gotear, pero también te sentirás totalmente presente, increíblemente relajado y altamente alerta. No está mal para algo que dura menos de un minuto para hacer. Y si encuentras que no puedes dejar de bostezar -He visto gente bostezar por treinta minutos- sabrás que te haz estado privando de un tratamiento neurológico importante.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Meditar: Comportamiento del cerebro


¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando meditamos?
Nota de Facundo Manes 

para el diario La Nación

Facundo ManesMeditar nos permite observar nuestros propios pensamientos, sentimientos y sensaciones corporales. Nos hace conscientes de las motivaciones que nos llevan a actuar en la vida cotidiana, nos ayuda a transitar las situaciones que nos causan sufrimiento y a fortalecer las cualidades que nos generan genuino bienestar.

Dentro de las diferentes formas de meditación, el llamado "mindfulness" es una técnica que se utiliza con fines terapéuticos y que ha ganado un creciente interés dentro del ámbito médico y psicológico. Derivado de las antiguas tradiciones del Oriente, se la conoce también como la "meditación científica" tras su sistematización y desarrollo por parte de Jon Kabat-Zinn, pionero del empleo de esta técnica en pacientes con dolor crónico. Kabat-Zinn adaptó su formato para hacerlo compatible con nuestro contexto de vida "occidental" e inauguró una tendencia de someter a la investigación científica sus efectos y mecanismos.

La meditación mindfulness, ( o Vippassana, la practicamos en mis clases de meditación y Yogabio), que puede traducirse como "atención o mente plena", invita a las personas que la practican a desarrollar su capacidad de vivir plenamente atentas, conscientes y presentes con intención, momento a momento y sin juzgar.

Entre sus beneficios relevados en estudios controlados se incluyen la reducción del estrés, el alivio de los síntomas de ansiedad y depresión que acompaña a determinadas enfermedades como el cáncer o las afecciones cardiovasculares, la percepción menos severa del dolor crónico, la mejora de la calidad del sueño y el bienestar emocional, la mejora en la adherencia a los tratamientos médicos y/o psicológicos, y el aumento en la motivación para realizar cambios en la calidad de vida. Combinada con otras intervenciones psicológicas ha demostrado su utilidad en la prevención de recurrencias de episodios de depresión en personas vulnerables a dicha condición. Es importante remarcar que resulta necesaria mayor evidencia científica para demostrar la eficacia de la meditación sobre otras condiciones.

Distintas investigaciones han intentado indagar sobre qué sucede en el cerebro durante la meditación y qué transformaciones cerebrales produce esta práctica, para así comprender mejor sus mecanismos y sus efectos. Varios estudios que utilizan técnicas de imágenes cerebrales funcionales (esto es, procedimientos que permiten visualizar el cerebro en acción) confluyen en mostrar que el ejercicio de la meditación involucra la activación de regiones vinculadas a la regulación de la atención y las emociones y a la autoconciencia, tales como la corteza prefrontal, la corteza cingulada anterior y posterior y la ínsula.

Por su parte, diversos estudios sugieren que la práctica extendida de la meditación podría conducir a cambios estructurales y neuroplásticos en el cerebro, que favorecerían las aptitudes que esta práctica busca lograr. Sin embargo, algunos científicos han argumentado que gran parte de esta investigación ha sido mal diseñada. Estos trabajos requieren de nuevos estudios de mejor diseño, y del empleo de métodos más rigurosos para confirmar y replicar los hallazgos producidos hasta el momento.


Podemos decir que el empleo de la meditación mindfulness es hoy en día un recurso psicológico y terapéutico valioso para diferentes condiciones y problemáticas, pues ha tenido la virtud de adaptarse al terreno científico. En este mismo sentido, siguiendo el espíritu de la ciencia, se deberá continuar demostrando su valor en nuevas investigaciones para lograr así establecer más sólidamente sus efectos y conocer mejor sus mecanismos. Las neurociencias proseguirán también con su aporte, avanzando en la investigación sobre esta técnica y el impacto que puede tener en la mejora de nuestra calidad de vida.

miércoles, 31 de agosto de 2016

NEURONAS: Como multiplicarlas


Neurocientífica te dice cómo crecer nuevas neuronas (no importa la edad que tengas)

Por suerte para muchos de nosotros, podemos seguir creciendo neuronas si realizamos ciertas actividades

El cerebro es una obra en construcción. Esta es una de las mejores noticias que la neurociencia ha dado al hombre (siempre y cuando uno esté dispuesto a trabajar y no tirarse a la neurohamaca).

La visión neurodinámica refleja un movimiento holístico en la ciencia en el que los órganos con concebidos como sistemas abiertos en perenne interacción con el medio ambiente y en los que existe un componente de intencionalidad que puede usarse en contrasentido al estrés (un modelo "mente sobre materia").


Estamos asistiendo a un nuevo paradigma: la neuroplasticidad, y con él, un nuevo mapa --un mapa que no puede ser el territorio porque el territorio se está moviendo siempre. La neuroplasticidad sugiere que las conexiones individuales en el cerebro están siempre recreándose, según cómo se usan.

En inglés se dice “neurons that fire together, wire together”/”neurons that fire apart, wire apart” (las neuronas que disparan al mismo tiempo se conectan entre sí, las que disparan o se encienden por separado conectan aparte). Esto significa que constantemente están emergiendo nuevas relaciones sinápticas, nuevos mapas corticales —colectivos que desempeñan funciones específicas pero que pueden estar separados. La sinfonía cerebral actúa de manera global, continentes aparentemente inconexos llegan a sincronizarse para ejecutar operaciones complejas al unísono.

La neurcientífica Sandrine Thuret explica que todos los días producimos por lo menos 700 nuevas nueronas en el hipocampo. "Pueden pensar que esto no es mucho comparado con los millones de neuronas que tenemos, pero cuando llegamos a los 50, hemos intercambiado las neuronas con las que nacimos en esta estructura por neuronas nacidas en nuestro cerebro adulto". Algo que claramente hace que viremos la atención a ese proceso de gestación neuronal adulta, la neurogénesis.

Thuret entiende que la neurogénesis es una actividad en la que podemos influir voluntariamente. "Tenemos suficiente evidencia como para decir que la neurogénesis es un objetivo que podemos elegir si queremos mejorar nuestra memoria o nuestro estado de ánimo, e incluso prevenir el declive de funciones asociado con la edad o el estrés". Sabemos que el estrés inhibe la neurogénesis en el hipocampo y que las actividades asociadas con la neurogénesis, a su vez, inhiben el estrés o mitigan sus efectos.

You Can Grow New Brain Cells. Here's How | Sandrine Thuret | TED Talks https://www.youtube.com/watch?v=B_tjKYvEziI

Actividad Física

Sexo: Se sabe que el sexo es una de las actividades físicas que promueve neurogénesis. Este estudio científico mostró que el sexo en ratas produjo un crecimiento de nuevas neuronas.


Correr: Thuret señala que existe evidencia que correr promueve neurogénesis, pero no se sabe exactamente cuál es el mecanismo que opera en este sentido. Al parecer "toda actividad que incrementa o mueve el flujo sanguíneo en el cerebro debe de ser benéfica".

Sin embargo, es importante recordar que el desbalance o el exceso podría tener efectos secundarios. Por ejemplo, demasiado sexo o demasiada actividad física pueden producir privación del sueño o afectar la calidad del mismo, y la privación del sueño inhibe la neurogénesis.

Dieta

La neurociencia avala los beneficios de prácticas milenarias como los ayunos y la restricción de calorías (una costumbre ligada a la longevidad, por ejemplo en los habitantes de Okinawa).


Restringir calorías en un 20 a 30% aumentará la neurogénesis. Ayunos intermitentes --aumentar el tiempo entre comidas-- incrementará la neurogénesis. Ingerir flavonoides, como los que hay en el chocolate amargo o en las moras, también. Los ácidos grasos Omega 3, así como los de algunos pescados como el salmón, incrementan la producción de nuevas neuronas.

En sentido opuesto, una dieta rica en grasas saturadas tiene un impacto negativo. Lo mismo ocurre con el etanol --ingerir alcohol. Sin embargo, esto parece paliarse por el reservatrol que contiene el vino tinto, el cual ayuda a la generación de nuevas neuronas. Así que la próxima vez que estés en una cena, quizás puedas intentar esta bebida 'neurogénicamente neutral'.

Arte y espiritualidad

Esta última categoría viene del doctor Ernest Rossi, quien ha vinculado la neurogénesis con la terapia física y psicológica. Rossi ha encontrado que exponer al cerebro a experiencias estéticas o morales (las cuales agrupa en belleza, arte y verdad) suele producir un efecto de neurogénesis (provoca el crecimiento de nuevas neuronas) y puede modificar la expresión de ciertos genes.

Llama a esto el efecto de la “novedad-numinosa-neurogénica” (novelty-numinosum-neurogenesis effect), el cual suma al ejercicio físico y a cosas como aprender un nuevo idioma.

Hay una constante en todo esto, según Rossi: provocar experiencias novedosas, las cuales al parecer estimulan crecimiento en el cerebro, obligando de alguna manera a esa fértil flexibilidad que caracteriza a un cerebro joven y fresco.
El término "numinoso" para describir este efecto hace referencia también a ese aspecto cualitativo y mayormente intangible de la experiencia, esa fenomenología cargada con la que el ambiente (la belleza, el significado) se absorbe y transforma desde dentro: la experiencia de lo numinoso, en su paso hacia el registro material, dejando una huella como una flor en la mente.

lunes, 22 de agosto de 2016

Caminos Neuronales, para qué sirven?



En este video que te explica de manera clara y sencilla dónde habita lo que nosotros hemos definido como "PRÁCTICA" dentro de nuestro cerebro.



De igual forma, te muestra cómo muchas de las costumbres o hábitos negativos que hemos desarrollado desde pequeños como enojarnos cuando pasa algo, sentirnos tristes por un día nublado o discutir con tu pareja siempre por lo mismo nos lleva a reforzar a nivel neuronal, esa práctica que no nos funciona.



Este video te ofrece la posibilidad de ser libre emocionalmente, si quieres saber de que se trata, estás a un click de distancia.

Visita nuestro canal para observar videos relacionados y mayores informes de nuestra oferta de productos y servicios.


viernes, 19 de agosto de 2016

EL ARTE DE NO ENFERMARSE



EL ARTE DE NO ENFERMARSE

El cuerpo, va a gritar lo que tu callas, si tú no expresas aquello que necesitas, el cuerpo lo hará por ti. Primero lo hará con un leve susurro, será el síntoma, y si no le prestas atención a lo que el cuerpo te dice, gritará fuertemente, y lo hará en forma de enfermedad. Si no queremos enfermar, tenemos que escuchar el mensaje del cuerpo. 

¿Qué me está diciendo mi cuerpo? si me paro, y lo escucho, le dedico tiempo en descifrar ese mensaje, no enfermaré.
La persona que enferma, sufre, en lo que su armonía se desequilibra. 

El síntoma es el que nos avisa de este desequilibrio, y ese síntoma, no hay que taparlo, al contrario, tenemos prestarle toda la atención y convertirlo en nuestro aliado. 
Es importante saber lo que éste nos quiere comunicar y preguntarse ¿Qué es lo que este síntoma me está impidiendo hacer? En la respuesta está la sanación.

Nada de pastillas ni comidas especiales, son las recomendaciones del Dr. Dráuzio Varella, médico oncólogo y escritor brasileño, quien nos da pautas para lograrlo, consejos para vivir mejor y ser felices que combinados con buenos hábitos de alimentación y ejercicio físico, nos permitirán vivir mas y mejores años. 

Estas recomendaciones son más baratas que los remedios, pero más difíciles de cumplir que cualquier tratamiento médico. Sin embargo, vale la pena convertir en hábitos estas acciones. 
Así que si no quiere enfermarse…
Hable de sus Sentimientos.

Emociones y sentimientos que son escondidos, reprimidos, terminan en enfermedades como: gastritis, úlcera, dolores lumbares, dolor en la columna. Con el tiempo, la represión de los sentimientos degenera hasta el cáncer. Entonces, vamos a sincerar, confidenciar, compartir nuestra intimidad, nuestros “secretos”, ¡nuestros errores!… El diálogo, el hablar, la palabra, ¡son un poderoso remedio y una excelente terapia!


Tome Decisiones.

La persona indecisa permanece en la duda, en la ansiedad, en la angustia. La indecisión acumula problemas, preocupaciones, agresiones. La historia humana está hecha de decisiones. Para decidir es preciso saber renunciar, saber perder ventajas y para ganar otras. Las personas indecisas son víctimas de dolencias nerviosas, gástricas y problemas de la piel.
Busque Soluciones.

Las personas negativas no consiguen soluciones y aumentan los problemas. Prefieren la lamentación, la murmuración, el pesimismo. Mejor es encender un fósforo que lamentar la oscuridad. Una abeja es pequeña, pero produce lo más dulce que existe. Somos lo que pensamos. El pensamiento negativo genera energía negativa que se transforma en enfermedad.


No Viva de las Apariencias.

Quien esconde la realidad, finge, hace poses, quiere siempre dar la impresión de estar bien, quiere mostrarse perfecto, bonachón, etc… y está acumulando toneladas de peso… Una estatua de bronce con pies de barro. Nada peor para la salud que vivir de apariencias y fachadas. Son personas con mucho barniz y poca raíz. Su destino es la farmacia, el hospital, el dolor.
Acéptese

El rechazo de sí mismo, la ausencia de autoestima, hace que nos volvamos ajenos a nosotros mismos. Ser uno mismo es el núcleo de una vida saludable. Quienes no se aceptan a sí mismos, son envidiosos, celosos, imitadores, competitivos, destructivos. Aceptarse, aceptar ser aceptado, aceptar las críticas, es sabiduría, buen sentido y terapia.
Confíe

Quien no confía, no se comunica, no se abre, no se relaciona, no crea relaciones estables y profundas, no sabe hacer amistades verdaderas. Sin confianza, no hay relacionamiento. La desconfianza es falta de fe en sí, en los otros y en Dios.
No Viva Siempre Triste.

El buen humor, la risa, el reposo, la alegría, recuperan la salud y traen larga vida. La persona alegre tiene el don de alegrar el ambiente donde vive. “El buen humor nos salva de las manos del doctor”. La alegría es salud y terapia.

El arte de no enfermar, es a la vez tan sencillo y tan complicado. El arte de no enfermar pasa por sentir, aceptarse, confiar, tomar las riendas de tu vida, reír y ser feliz.


martes, 16 de agosto de 2016

Científicos: El alma no muere, vuelve al universo

CIENTÍFICOS DEMUESTRAN QUE EL ALMA NO MUERE, SINO QUE VUELVE AL UNIVERSO.


Dos científicos de renombre internacional dicen que pueden probar la existencia del alma.


La consciencia es el conocimiento inmediato que tenemos de nosotros mismos, de nuestros actos y reflexiones, pero también la capacidad de los seres humanos de verse y reconocerse a sí mismos y de juzgar sobre esa visión y reconocimiento. Su naturaleza es profundamente misteriosa y posee implicaciones existenciales, médicas y espirituales.
El doctor Stuart Hameroff, que es emérito en el Departamento de Anestesiología y Psicología así como Directivo del Centro de los Estudios de Conciencia de la Universidad de Arizona, en la ciudad de Tucson, Estados Unidos, y su colega, Sir Roger Penrose, físico matemático en la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, han estado trabajando desde 1996 en una teoría cuántica de la conciencia, que establece que nuestras almas están contenidas en estructuras llamadas microtúbulos, que viven en nuestras células cerebrales.
La idea nace de que el cerebro es una computadora biológica, con cien billones de neuronas cuyas conexiones sinápticas actúan como redes de información.

Sus conclusiones apuntan a que nuestras experiencias de conciencia son el resultado de los efectos de la gravedad cuántica en los microtúbulos, un proceso que llaman reducción objetiva orquestada (Orch-­OR).

La comunicación entre neuronas mediante la secreción de neurotransmisores se realiza a través de vesículas sinápticas distribuidas a lo largo de sus axones. El citoesqueleto de las neuronas juega un papel clave en la dinámica de estas vesículas. Hameroff y Penrose proponen que los microtúbulos, las unidades más pequeñas del citoesqueleto, actuan como canales para la transferencia de información cuántica responsable de la consciencia.

Hasta ahora había un cierto consenso científico en considerar que la consciencia emergió como una propiedad de los organismos biológicos durante la evolución. Sería, por tanto, una adaptación beneficiosa que confiere una ventaja evolutiva a las especies conscientes. En cambio, la teoría Orch OR afirma que la consciencia es una característica intrínseca de la acción de un universo no computable.

Según un reportaje publicado por el Daily Mail, en una experiencia cercana a la muerte, por ejemplo, los microtúbulos pierden su estado cuántico, pero la información dentro de ellos no se destruye. Es decir, que en términos comprensibles, el alma no muere, sino que vuelve al universo.

El Dr. Hameroff explicó ampliamente su teoría en un documental narrado por Morgan Freeman, llamado “Through the wormhole” (A través del agujero de gusano), que fue emitido por el canal Science de Estados Unidos. En este documental el doctor Hameroff declaró que cuando “el corazón deja de latir, la sangre deja de fluir, los microtúbulos pierden su estado cuántico. La información cuántica en los microtúbulos no se destruye; no puede ser destruida; simplemente se distribuye y se disipa por el universo“.

Y añadió que “si el paciente es resucitado, esta información cuántica puede volver a los microtúbulos y el paciente dice “Tuve una experiencia cercana a la muerte”. Si el paciente muere, “sería posible que esta información cuántica exista fuera del cuerpo indefinidamente, como un alma”

El Dr. Hamerof cree que las nuevas ideas sobre el papel de la física cuántica en los procesos biológicos como la navegación en pájaros, ayudan a confirmar la teoría.

Ambos científicos, de renombre internacional, se suman pues a la idea de la existencia del alma, como el Dr. Rick Strassman que cree que la entrada del alma en el cuerpo humano se produce a través de la glándula pineal.

Fuente: http://m.xn--revistaaocero-pkb.com/secciones/mundo-futuro-nueva-conciencia/cientificos-demuestran-alma-no-muere-sino-vuelve-al-universo